Bianca Cifre García tiene 22 años y es de Valencia. Bianca es licenciada en Diseño y Tecnologías Creativas en la Universidad Politécnica de Valencia, y actualmente está estudiando el master de Publicaciones Analógicas y Digitales en l’Escola d’Art Superior de Disseny. Entiende el diseño como instrumento de concienciación y de cambio, y le importa tanto su funcionalidad y estética como su contenido – como queda reflejado en sus proyectos.

 

Entrevista

«Mi pareja y yo hemos creado un juego de cartas feminista que tiene como objetivo educar y sensibilizar sobre la realidad de las mujeres.»

¿Crees que existe la brecha de género en las industrias creativas?

Sí. La brecha de género es visible en el conjunto de sectores profesionales, así que la industria creativa no queda exenta.

¿Alguna vez has sentido que has tenido menos oportunidades por ser mujer?

Sí. El ejemplo más reciente que tengo es en el propio máster. Somos una clase pequeña, 16 alumnas. De esas 16, 11 somos mujeres. Aunque no compartimos clase con otros grupos, la ratio es parecido en la mayoría de las clases, grados, y másteres de la Escuela. Sin embargo, solo hemos tenido dos profesoras. Otro día, hablando con mis compañeras sobre las prácticas y nuestro futuro, nos dimos cuenta de que por nuestra condición de género cuestionábamos más nuestro trabajo y nuestra capacidad profesional. Y es que, las mujeres sufren más el síndrome del impostor.

«Creo es necesario promover la sororidad.»

Hablemos de Sororidad, ¿Es importante para ti sentirte acompañada de otras mujeres que se encuentren en la misma situación que tú? ¿Por qué?

Muchísimo. Utilizando el ejemplo que he utilizado anteriormente, la sororidad, la comunidad y su comunicación, son esenciales para entender que los supuestos problemas individuales que sufrimos, no los pasamos solas, sino que son problemas más complejos y estructurales que han de abordarse colectivamente al mismo tiempo que se refuerza una red de apoyo y cuidados.

¿Qué crees que es necesario para empezar a promover el liderazgo femenino?

Aunque pienso que la marginalización e invisibilización de la mujer en puestos de poder sea consecuencia del sistema estructural y económico actual, un neoliberalismo feroz con una clara lógica patriarcal, sí creo que la posibilidad de cambio a través de proyectos alternativos. En primer lugar, pienso que la creación de cooperativas con una organización horizontal cambiaría el modelo competitivo, económico, y jerárquico actual. Argumento este punto como el primero porque, aunque pienso que es necesario promover el liderazgo femenino, pienso que también es necesario cambiar la conceptualización actual de liderazgo. En segundo lugar, creo es necesario promover la sororidad e incentivar el cuestionamiento, ej. ¿Por qué las mujeres sufrimos más el síndrome del impostor?; ¿Por qué me depilo, es porque quiero, o una imposición? etc. A partir de este pensamiento critico se desarrolla la teoría i práctica feminista, para mi esencial para conocerme como mujer, y ayudar al cambio. Finalmente, creo que es de vital importancia invertir en plataformas que visibilicen e informen sobre estas cuestiones.

«Las mujeres sufren más el síndrome del impostor.»

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

Mi ideal sería poder formar parte de un grupo de trabajo, preferiblemente interdisciplinar. Un estudio de diseño donde abordar trabajos creativos con una carga conceptual importante.

Háblanos de tu proceso creativo, ¿Cómo abordas tus proyectos?

Actualmente, la mayoría, por no decir todos los proyectos que realizo, son académicos con briefings más abiertos que me dan la posibilidad de experimentar y aplicar con plenitud mis conocimientos. El proyecto que más proceso tuvo detrás fue Feme (juego de cartas feminista). Este fue mi trabajo final de grado y coincidió temporalmente con la pandemia. Como era un tema que me gustaba dedicaba mucho tiempo a investigarlo. Tuve la ayuda de mi pareja que es socióloga y juntas desarrollamos todo el contexto y el marco teórico alrededor del juego. Después de un proceso de investigación bastante extenso, el siguiente paso en mi proceso de trabajo es la conceptualización, y después diseñar la identidad tanto verbal como gráfica, los elementos gráficos (reticula, ilustraciones, iconografía, grafismo) y bueno en el caso del juego, paralelamente al desarrollo gráfico, creamos la dinámica que tendría el juego. Para acabar desarrollamos los prototipos (para mi una parte muy importante, me gusta ver el físico todo lo que hago en digital, hago muchas pruebas de impresión) testeamos el juego, corregimos/modificamos las conclusiones a partir del testeo y producimos, por último, el producto final.

¿Tienes algún proyecto personal?

Sí! Como ya he mencionado anteriormente, mi pareja y yo hemos creado un juego de cartas feminista que tiene como objetivo educar y sensibilizar sobre la realidad de las mujeres. Este juego de mesa recopila la trayectoria de diez mujeres feministas españolas pioneras en su ámbito profesional en los años 30. Feme, como hemos llamado al juego, tiene dos dinámicas, que más bien se podrían categorizar como niveles. El primero, enfocado para el aprendizaje de las referentes, tiene una estructura didáctica y entretenida. El segundo, más simple a nivel organizativo, conlleva un conocimiento y memoria superior del juego. La gran ventaja del juego es que sin cambiar su estructura, es capaz de añadir más referentes en sus posibles versiones posteriores (ej. 10 cantantes de Jazz, 10 informáticas, etc.) Este juego surge como propuesta de un TFG en el grado de Diseño y Tecnologías Creativas, está autoeditado, e impreso de manera sostenible y ecológica con muchísima ilusión

¿Dónde podemos seguir tu trabajo?

https://www.instagram.com/biancadissenya/

https://www.instagram.com/playfeme/