Blanca Fabré se graduó con honores en arquitectura interior en Elisava. Su pasión por el Interiorismo le viene de familia, y aunque empezó trabajando para estudios de Interiorismo como el de Pascual Ortega finalmente estableció el suyo propio en 2012. En la actualidad trabaja para una gran cantidad de clientes de Barcelona, Riyadh, Palma de Mallorca y Londres entre otros.

 

Entrevista

“No hay prisa para alcanzar lo que quieres pero sí es importante sentir que controlas lo que haces para hacerlo bien.

¿Cuál fue tu punto de partida en el sector del diseño?

Es una profesión que he vivido siempre ya que mi madre tenia un estudio de interiorismo y lo viví muy de cerca. Siempre me apasionó y tras cursar mis estudios en Elisava en Barcelona consideré que antes de montar mi propio estudio tenia que formarme en el mejor posible durante unos años por lo que mis inicios fuera del ambito familiar, estuvieron en el estudio de Interiorismo de Pascua Ortega. Tres años después empece a realizar mis propios proyectos (tenia 24 años y de esto ya hace 8 años).

«Creo que el esfuerzo y las buenas elecciones son la clave del éxito, si tienes muy claro a donde quieres llegar puedes conseguirlo seas hombre o mujer.»

¿Cómo ves el panorama del diseño de interiores y la arquitectura en la actualidad?

Pienso que el diseño está en constante evolución y por suerte siempre hay nuevos retos a los que enfrentarse. Hoy en dia y desde hace ya unos años, cada vez se le da mas importancia a la estética de lo que te rodea, el cliente cada vez es mas profesional y exigente, eso hace que estemos sometidos a una creatividad constante en un espacio de tiempo reducido por lo que hay que contar con todo tipo de factores que harán que ese diseño sea util para su proposito y perdure, esta etapa requiere de un gran compromiso con el proyecto y eso hace que cada vez el creativo se sienta mas libre y fuerte para superarse.

En las escuelas las mujeres somos mayoría. Mediante la investigación realizada para este proyecto hemos podido saber que en Elisava, escuela en la que tú estudiaste, el 69% de estudiantes son mujeres. Pero después comparamos estas cifras con los porcentajes de mujeres en asociaciones de diseño o mujeres a las que se les da visibilidad en medios y esa cifra cae en picado. ¿A qué crees que se debe esto?

Lamentablemente hoy en día seguimos viviendo en una sociedad que a nivel laboral está muy dirigida por el hombre y en este sector pasa lo mismo que en el resto. Poco a poco eso va cambiando y la mujer cada vez tiene más peso  y se la respeta.

¿Crees que las mujeres en el sector obtienen el reconocimiento (tanto económico como honorífico) que merecen? ¿Por qué?

Yo creo que el esfuerzo y las buenas elecciones son la clave del éxito, si tienes muy claro a donde quieres llegar puedes conseguirlo seas hombre o mujer ya que eso requiere trabajo,trabajo y trabajo, eso no quiere decir que la mujer en un momento dado cuente con un hándicap que es la conciliación familiar por lo que ese esfuerzo se tenga que ver multiplicado.  A nivel económico no creo que por lo general haya una diferencia entre hombres y mujeres que desempeñan las mismas funciones dentro del sector.

«Poco a poco esta situación va cambiando y la mujer cada vez tiene más peso  y se la respeta.»

¿Qué crees que es lo más desafiante para las mujeres en la industria creativa?

Podríamos diferenciar nuestro trabajo en 2 ámbitos o fases distintas. Por un lado estaría toda la parte creativa donde se trabaja en estudio, ahi diria que lo desafiante es el proyecto en si independientemente de tu genero.  Por otro lado está la obra, todas esas ideas,ese proyecto hay que trasladarlo a la realidad, para ello dependiendo de tu cargo hay que ir a visitas de obra y controlar muy bien que los resultados sean los esperados en el diseño inicial, diría que ahí las mujeres si nos vemos en un escenario desafiante por nuestra condición ya que la obra es un mundo al 99% de hombre por lo que tienes que adoptar un papel extremadamente serio y profesional para que se te respete de la misma forma.

¿Alguna vez te has sentido discriminada por ser mujer mientras desarrollabas tu actividad laboral?

Alguna vez si pero en contadas ocasiones.

¿Qué le dirías a una mujer que está empezando su carrera?

Que se marque una meta a la que quiera llegar y se forme bien, no hay prisa para alcanzar lo que quieres pero si es importante sentir que controlas lo que haces para hacerlo bien.

Es un mundo muy gratificante pero también muy difícil, hay mucha competencia y es un sector que fluctúa más que otros por lo que para mantenerse en pie uno tiene que ser muy trabajador y disciplinado.